Follow by Email

jueves, 11 de octubre de 2012

Ahora y contigo



Me gusta el no saber a dónde ir, los días improvisados, el mañana nunca cuenta, actuar sin pensar, pensar sin trabas, trabas para otros.

No me gusta las imposiciones obligadas, las obligadas tareas que no llevan a ningún lado, el girar y girar para acabar siempre en el mismo sitio.

Me gusta el vivir rápido, rápidos sentimientos, sentimientos a flor de piel, la piel erizada por la felicidad, la felicidad como droga rápida, adicciones que te hagan no querer soltar esta vida.

No me gustan los momentos estacionarios, las paradas de metro, los momentos de espera, el sentir que esto no tiene futuro, el no pasar ese semáforo en rojo vital que nos hace estar parados.

Me gusta la oscuridad de los cines, ver lentamente las letras finales discurrir por la  pantalla mientras nuestras manos se rozan esbozando una sonrisa.

No me gustan las melodías de móvil, las palomitas olorosas, los comentarios en voz alta y la luz que hace acabar los momentos felices contigo.

Me gusta la solidaridad sincera, los momentos de alegría con los amigos en los bares, los bares repletos de amigos, los amigos repletos de bares, todos para uno y uno para todos.

No me gusta la hipocresía, el yo primero y tu detrás, el tenemos que quedar algún día, el algún día quedaremos, con lo que nosotros fuimos, nosotros dejamos de ser.

Me gusta despertarte suavemente por la mañana, acariciar tus mejillas y ver como tus ojos se desperezan en busca de un nuevo día conmigo.

No me gusta los despertares fríos, las caricias incomodas,  el salir corriendo de casa sin ver tu sonrisa, las caras largas y las largas horas sin verte.

Me gusta llegar a casa, levantar la mirada, oír tus pasos corriendo por el pasillo, ese beso sincero que me hace sonreír y olvidar los problemas por ti.

No me gusta la soledad, los recuerdos al oler tu colonia sobre la almohada, recordar momentos buenos  cuando podía estar viviéndolos ahora.

 Me gusta ahora y contigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario