Follow by Email

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Discurso Boda Txopo y Monica

Iker Fernandez Lopez Ruiz Lopez de Chazarreta. Alias Txopo. ¿Está presente? Esta frase la he escuchado durante todo mi vida en parvulitos, EGB y el instituto. Y Amante mío, como decía tu abuelo, me sigo acordando de los 4 apellidos.


Hoy creo que aparte de ser un día bastante especial para ti y para Mónica hay que recordar que es tu cumpleaños. 38 años y 35 años por lo menos a tu lado. Parece que soy tu ex novia despechada o la amante en la sombra. Zorionak Iker! Felicidades Iker! Como a partir de ahora tu cumpleaños va a pasar a ser algo secundario, creo que hoy habrá que celebrarlo con ganas. Como sino hubiera mañana. Carpe Diem. Tempus Fugit. Hay que celebrar tu último gran cumpleaños, soltero por la mañana y casado por la tarde, y el aniversario cero del comienzo de la mejor vida posible junto a Mónica.
Nuestra relación empezó  en la guardería. La primera vez que me preocupe por ti, yo tendría 4 años. Empezamos pronto con los dramas. Estaba jugando con la plastilina en mi mesa de la guardería y no llegabas a tu hora como todas las mañanas. De repente apareciste por la puerta con la cara totalmente hinchada. Te había dado una alergia por unas pinturas que habíamos usado el día anterior. Tras los primeros gestos de sorpresa, te sentaste a mi lado y te pase mi trozo de plastilina como si no hubiera pasado nada. Y desde entonces siempre ha sido así, pase lo que pase siempre hemos estado juntos, uno al lado del otro.


Entre la Calle Valderrey 49 de  MADRID y la calle Bulevar de Mariturri 40 de Vitoria hay exactamente 345 kilómetros y 3 horas y 17 minutos en coche. O por lo menos eso dice el GoogleMaps. Podíamos haber buscado 345 excusas baratas para dejar de hablarnos. Repetir 345 veces “Ya quedaremos”. Pensar 345 veces “Madrid/Vitoria está muy lejos”. Pero no lo hicimos. Ha pasado el tiempo y nuestra amistad no solo se ha mantenido, sino que ha mejorado, se ha modulado y los altavoces de la felicidad resuenan a todo volumen. Es vuestra casa y mi casa. Puertas abiertas para alegrías y sollozos. Para momentos buenos y malos. Para carcajadas y confidencias. Para reírse y para discutir. Para la vida misma sin tapujos. Pero eso sí, siempre nos mantendremos comunicados, conectados y abrazados, porque te recuerdo que solo son 345 kilómetros y 3 horas y 17 minutos. Solo eso. Espacio y tiempo.  Tiempo tenemos suficiente, más o menos lo que nos aguante el hígado y el espacio se hace más corto con el vagón cervecero del ALVIA. Solo nos falta para que el viaje sea perfecto que nos sirvan MAHOU en vez de esa pseudo cerveza llamada Cruzcampo.


Eres más que un amigo en la distancia. Eres:” EL AMIGO”. En mayúsculas y negrita. Pasará lo que pasara tu siempre has estado ahí. Pase lo que pase yo siempre estaré también. El amigo fiel. El amigo sincero que dice las cosas a la cara. El amigo que no está, pero que siempre se nota su calor. El amigo que no tiene miedo a nada. Siempre escapada hacia delante. Sin miedo al futuro. Sin miedo al puto miedo. El amigo experto y seguro,  al que siempre puedes preguntar tus malditas inseguridades y problemas. Siempre con una respuesta. Hay que ser feliz. La seguridad escenificada en una persona, aunque probablemente por debajo te tiemblen las piernas. Eres “La FURIA” con tu frase “Estoy muy loco” y en 5 minutos mutando a un oso de peluche pidiendo un abrazo. Caricias y golpes. Puños con guantes de seda. Boxeador que siempre quiso probar el ballet. Eres el prototipo de durezas sensible que con tus patillas imitas a tu ídolo Loquillo, eres una rock star y por ello te cantamos:


Has tenido suerte de llegarme a conocer 
creo que a nadie le gusta el nacer para perder abrirás una revista y me encontrarás a mí debo ser algo payaso pero eso me hace feliz.

vas a ser una Rock & Roll star


Uhu uhu, uhu nena,

vas a ser una Rock & Roll star

Uhu uhu, uhu nena,

vas a ser una Rock & Roll star

Uhu uhu, uhu nena,



Si os digo la verdad. Nunca pensé que vería el día en que Iker se casaría. Pero la carta que escribiste en Florencia hace dos años a Beatriz y Dante parece que dio resultado. Está claro que nada es imposible y con un poco de ayuda e insistencia SI SE PUEDE. Pero si es que encima de rock and roll star, guapo, buen amigo y  negociante, eres culto y todo… aunque no lo parezcas.   


Pero os tengo que contar un secreto, antes de que Iker estuviera con Mónica, él estaba siempre con otra rubia. Una rubia dorada. Con curvas. Siempre a punto. Con su vestido rojo. Con sus tatuajes hippies de estrella. Siempre que terminaba con ella, al día siguiente ella retornaba, volvía aparecer intacta, preparada y la rueda volvía a girar. Hoy para culminar este día perfecto, la he traído desde Vitoria. Será entonces cuando realmente serás feliz y te sentirás completo. Tu cerveza MAHOU. Nuestro azafato Iker os lo va a llevar y espero que repartas tus besos entre ella y Mónica. Bueno realmente he traído 2 una para Mónica y otro para Iker. Porque sé que a ti Mónica también te gusta y la disfrutas a pesar de tus celos. Un momento de atención para ver y sentir ese reencuentro y ese momento feliz con sus 2 rubias.


Me hubiera encantado el verano pasado ver desde una pequeña ventana, como el apuntador en el proscenio del teatro, como ponías el pie en tierra en el puente Vecchio en Florencia y escenificabas la pedida de mano con tu anillo de pedida en la mano derecha y tu botella de champan en la izquierda. Yo desde mi sitio privilegiado, me pondría en pie y gritaría desencajado:


Quiero quedarme a vivir en este instante. En el que la montaña rusa llega arriba Y no antes ni después. Juntos subiremos montañas. Juntos las bajaremos. Todos para uno y uno para todos.  Mónica e Iker. Iker y Mónica. ¡Felices para siempre! Un brindis por vosotros.  ¡Viva los novios!


No hay comentarios:

Publicar un comentario