Follow by Email

martes, 2 de abril de 2013

LA ULTIMA VEZ, ¡LO JURO!


Alcohol. Bendito alcohol. Causa y  solución de todos los problemas.  El alcohol siempre ha sido medicina popular para todo. Filosofía alcohólica de vida. Tengo problemas. Una  copa para ahogar las penas. No tengo ningún problema. Una copa para celebrarlo. Si algo me ha salido bien. Una  copa para poner la guinda. Si algo  me ha salido muy bien. Copa para darle un plus al día. Y si algo me ha salido de puta pena. Pues doble medicina. Dos copas y si no se soluciona pues otra copa extra. Pero qué pasaría si este círculo vicioso se cortara. ¿Qué pasaría si las bebidas espirituosas no existieran?

De primeras se me ocurren situaciones cotidianas que ya no pasarían. Ya nunca más dirías la típica frase  los domingos al despertar. “La última vez que pruebo el alcohol, lo juro” Nunca más le dirías a tu pareja esa frase que nunca has logrado cumplir: “Me tomo una, solo una y voy rápido para casa” O que sería  de esa última conversación cuando quedas  con los amigos: “Venga la ultima y nos vamos. La espuela.”Y que seria de la mítica que todo el mundo ha dicho: “Hoy no salgo, me quedo en casa y acabas a las 7 de la mañana en el último tugurio de la ciudad vestido con el chándal que llevabas al bajar la basura".
Que sería de los tímidos y temerosos sin ese puntito de valor que les da el alcohol. Nunca se hubieran atrevido a hablar con aquella chica del fondo del bar. Nunca hubieran plantado cara a aquel tipo socarrón que se metió con ellos. Nunca hubieran soltado sus penas a un amigo en el fondo de la barra de un bar. Nunca hubiera parecido gracioso aquel tipo gris y anodino sin su vaso de whisky en la mano. Las penas serian más duras sin alcohol para los tímidos y los tímidos vivirían en pena sin esa copa de alcohol.
Que sería del cine sin alcohol. Que sería de Nicholas Cage en Leaving Las Vegas. ¿Vendería todas sus propiedades para acabar con su vida a base de mostos en las vegas? Seguramente moriría, pero por un exceso de azúcar.  Que sería de Don Draper en Mad Men sin su vaso de whisky matutino. ¿Seguro que sería  tan duro con una manzanilla en la mano en vez de whisky por la mañana? Que sería de los rudos vaqueros en el Bar Salón  del Oeste. ¿Beberían solo zarzaparrilla? ¿Y qué sería del borrachín del pueblo  que esta siempre al fondo de la barra? Que sería de James Bond y sus míticas conversaciones en la barra de un bar.3 cuartos de  zumo de naranja y un cuarto de melocotón. Agitado,  no mezclado, por favor. Adios glamour. Que sería de ese antihéroe de las películas de acción que se despierta con resaca, barba de 3 días, confuso y lleno de problemas. El hombre se levantaría a las 7 de la mañana fresco como una lechuga, con el cerebro  despejado y las películas tendrían un metraje de media hora al resolverse la trama rápidamente.

Que seria de la juventud. Sin botellón. Sin alcohol. Sin Copas. Sin Kalimotxo. ¿Hoy que hacemos? Vamos a la biblioteca. Hoy es sábado, ¡bien!, al fin podre leerme ese libro de Dostoievski que tenia en la recamara. Adios PUBS. Hola paseos por el monte,  eso sí muy tristes, porque faltaría la botella de vino. Adios discotecas. Hola hacer deporte. Adios barrigas cerveceras. Hola zumos de vitaminas. Adios After Hours.  Hola Before Hours, ósea llegar pronto a casa. Adios beber y no pensar. Hola pensar y luego actuar.
Que sería de esas noches que siempre quisimos olvidar. ¿Qué coño hice ayer? se convertirá en me acuerdo de todo. Esa llamada a un amigo al despertar preguntando: ¿Cómo llegue  a casa?, se convertirá en cogí el tren de las 3 como todos los sábados. No habrá más  reconciliaciones indeseadas  con tus ex novias bañadas por  alcohol. No habrá más verdades incomodas a últimas horas de la madrugada cuando la lengua se suelta y la vergüenza se olvida. Todos seriamos mas falsos, menos desinhibidos, y seguro que más tristes.

Que sería  de los humoristas y su filón de chistes de borrachos. Seguro que el subconsciente les jugaría malas pasadas. 

-“Esto que llega el marido a casa a las 6 de la mañana, le abre  la mujer la puerta con la escoba en la mano y este le dice  sin trabarse, sin la ropa desabrochada y con un aliento cristalino a licor del polo…"

Bloqueo mental  y el humorista le da vueltas a la cabeza, pero no consigue terminar la historia.

-Esto…esto...¿Cómo era..? Si ... esto era supergracioso…”

Qué pasaría con la nueva fauna de sibaritas que han aparecido alrededor del alcohol. Adios decantadores. Adios taninos. Adios sabor a tierra. A madera. A roble. A barrica. He oído hasta sabor a alquitrán. ¿Pero alguien a lamido alguna vez una carretera?
¿ Todos los nuevos fans del GIN TONIC que harían? Donde pondrían su frutería de pepinos, fresas, calabacines y moras con la que aderezan sus copas.  Rioja seria denominación de origen del mejor aceite , Rueda seria la marca de los mejores tomates y en San Sadurni de Noya…..en san Sadurni de Noya…

Tititi….tititi…

En San Sadurni de Noya ni idea...

Titiiti…tititi

Solo oigo el sonido del despertador, mis tribulaciones se interrumpen y salgo de mi letargo matinal. Un dolor penetrante en mi cabeza, como un taladro a toda potencia en mi sien, me noquea al intentar levantarme. Dudo unos segundos. ¿Qué hice ayer? ¿Como llegue a casa? ¿Quien es la chica que está a mi lado? La última vez que bebo, lo juro. Alcohol. Bendito alcohol. Causa y  solución de todos los problemas. 

1 comentario:

  1. Así es, amigo, así es. Yo no lo podría haber dicho mejor

    ResponderEliminar